Partida preciosa

La escritura de hoy: Salmo 116:12-19

Estimada es a los ojos del Señor la muerte de sus santos (v. 15).

En 2018, un corresponsal de un periódico describió la exposición de la escultora Liz Shepherd The Wait [La espera] como «una evocación de lo precioso, vulnerable y trascendente en la vida». Inspiradas en el tiempo que Liz pasó junto a la cama de su padre moribundo, las esculturas intentan transmitir la melancolía, la sensación de vacío y el sentimiento de fragilidad ante la pérdida de un ser amado.

Que la muerte sea estimada puede parecer contradictorio; sin embargo, el salmista declara: «Estimada es a los ojos del Señor la muerte de sus santos» (Salmo 116:15). Dios atesora la muerte de los suyos, porque les da la bienvenida a casa.

¿Quiénes son los santos de Dios? Según el salmista, los que sirven a Dios por haber sido liberados, invocan su nombre y cumplen lo prometido (vv. 16-18). Estas acciones son decisiones deliberadas de caminar con Dios, aceptar la libertad que el Señor ofrece y cultivar una relación con Él.

Pedro afirma: «Acercándoos a [Jesús], piedra viva, […] para Dios escogida y preciosa […]. Por lo cual también contiene la Escritura: He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; y el que creyere en él, no será avergonzado» (1 Pedro 2:4-6). Cuando confiamos en Él, nuestra partida de esta vida es estimada a los ojos de Dios.

De:  Remi Oyedele

 

Reflexiona y ora

Dios, ayúdame a confiar en ti incluso en las pérdidas.
¿Cómo se compara tu percepción de la muerte con lo que piensa Dios sobre la partida de sus hijos? ¿Cómo influye la Biblia en tu perspectiva?